Recomendaciones para la indexación en buscadores

El posicionamiento en los buscadores, principalmente en Google, se ha convertido para las pequeñas y medianas empresas en una lucha por atraer visitas, conseguir notoriedad y hacer llegar su producto a más gente. En algunos países incluso se ha hecho popular una profesión llamada SEO que consiste en un encargado optimizar la posición de la página corporativa de una organización en los distintos buscadores.

Las ventajas de esta política son obvias. A un coste muy bajo se puede conseguir un número muy elevado de impactos, visitas, pedidos de información, notoriedad… y como consecuencia, un mayor número de clientes. Pero esta práctica también tiene sus peligros. A los buscadores no les interesa que se especule con su funcionamiento y son frecuentes las modificaciones en los algoritmos de búsqueda y las penalizaciones. Es necesario que saber segmentar adecuadamente los términos a través de los que se quiere indexar, o de lo contrario se puede llegar a saturar al usuario que hace búsquedas genéricas.

Buscar la calidad, no la cantidadLa cantidad de visitas no proporciona beneficio alguno a una organización, sino su nivel de calidad. Lo ideal para una organización es atraer usuarios que busquen exactamente lo que ésta puede ofrecer y no búsquedas genéricas que no reportan ningún beneficio. Por ejemplo, a una agencia de viajes le interesa atraer visitantes que quieran información acerca de viajes a determinados destinos, y no usuarios que necesiten información de cualquier tipo -geografica, gastronomica…- sobre un lugar. Éstos últimos difícilmente gastarán una cantidad de dinero en un viaje que no tienen para nada planeado.

Aparecer en los buscadores por términos genéricos aporta notoriedad a la organización pero en muchos casos puede tener un carácter negativo ya que supone más una molestia que una ayuda. Además implica forzar el motor de búsqueda y viciar sus resultados.

Por tanto, es necesario preguntarse qué términos correctamente indexados aportarán un beneficio de cualquier tipo a la organización.

Combinaciones de palabrasExiste una serie de herramientas bastante fiables, com por ejemplo Overture, que proporcionan las combinaciones de palabras más buscadas en Internet. Estas herramientas sugieren un buen número de combinaciones a partir de un término genérico que el usuario especifica.

Un ejemplo muy básico: atraerá más visitas un texto indexado por los términos “tutorial php” que por “manual php” ya que la primera cadena es más buscada por los usuarios.

Código HTML limpioUn buscador únicamente es capaz de leer el código HTML de la página que va a indexar. Por tanto es importante que éste sea limpio y esté libre al máximo de etiquetas que realmente no sirven para nada. Esto, además de facilitar al buscador la lectura, repercute directamente en el tamaño de la página que también es una medida a tener en cuenta.

De la misma forma es importante conocer al máximo el código HTML y aprovechar sus capacidades semánticas ya que muchos buscadores las tienen en cuenta. Por ejemplo, una etiqueta h1 otorga al texto que encierra el significado de cabecera de la página. Es decir, proporciona más importancia a esa cabecera que a un simple párrafo.

Este aspecto del HTML es muy valorado por los buscadores, que otorgan más relevancia a los términos encerrados en etiquetas con importancia semántica: el resto de etiquetas de cabecera, el title de la página, el texto alternativo en las imágenes, etiquetas strong en lugar de b

Ésta es otra de las ventajas que tiene la accesibilidad.

Esta entrada fue publicada en Conocimientos, Google, Manuales, Noticias, Posicionamiento Web, Recomendaciones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *